7 de mayo de 2009

Cambio de producto

Todos somos conscientes del abuso que habitualmente se produce en las grandes superficies con el uso del derecho a la devolución del producto. Con motivo o sin él, diariamente se producen cientos de devoluciones y en muchas ocasiones el cambio del producto es la solución preferida para satisfacer a un cliente descontento por muy diversos motivos.

En el caso de un artículo defectuoso o en mal estado, las Grandes Superficie cambian el producto y después le pasan la pelota al proveedor. Al final estos productos en muchas ocasiones acaban en una destructora.

Hasta aquí todo parece normal, pero después de un correo recibido y que posteriormente os mostrare, me surge una duda. ¿Qué se hace con el producto defectuoso cuando se trata de un ser vivo?

No es lo mismo descambiar una lata de fabada caducada, que se puede cambiar por otra sin más problemas, que ofrecer un cambio de producto cuando el producto es un Perro.
Vamos a suponer que aceptamos el cambio, ¿Cuál es el futuro de ese perro, la destructora…?

Este es el correo que recibí:

En enero de 2008, adquirimos una perra en el Corte Inglés de raza Carlino. Un mes después, mi veterinario le detecta un tipo de sarna que sólo se le pudo contagiar a través de su madre al nacer, con lo cual mi perra ya no puede tener crías y tiene una enfermedad de por vida, que conlleva un tratamiento vitalicio.
Tras enterarnos de este hecho reclamamos al Corte Ingles, el cual nos ofrece un "cambio de producto", cosa a la cual me niego rotundamente pues existe un gran cariño hacia mi perra.
Así, reclamamos al Corte Inglés el pago del tratamiento del perro, además de una operación de esterilización que nos recomienda el veterinario debido a la misma enfermedad. Durante un año aproximadamente se nos acepta el pago de este tratamiento pero hace algunas semanas, ya se niegan a seguir pagando el tratamiento pues alegan que el perro ya está mejor.
Según los veterinarios, aunque el perro ahora mismo no tenga brote de sarna desde el momento que le deje de poner el tratamiento y se le bajen las defensas (por ejemplo, como a consecuencia del celo) la sarna reaparecerá. Y así sucederá de por vida.

¿No están obligados los comercios a hacer una revisión a los animales que vienen de otros países antes de traerlos?
Ahora me pregunto, si el perro hubiese tenido un tipo de sarna contagiosa a las personas y se nos hubiese pegado a alguno, ¿Qué hubiese pasado?
votar
Envia esta entrada a:
Menea esta noticia Enviar a Fresqui.com

0 comentarios:

Related Posts with Thumbnails

Hipermercados blog no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismos no constituyen la opinión de Hipermercados Blog. No obstante, Hipermercados Blog no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.