16 de febrero de 2009

Terror en Mercadona

El objetivo que persigue según dicen Juan Roig en Mercadona con la revolución que se está llevando a cabo en la cadena de supermercados y que tantas críticas ha levantado entre sus proveedores es reducir el precio medio de la cesta de la compra en 20 euros.

Los recortes de Mercadona no afectan sólo a las grandes marcas. Al margen de una reducción drástica del número de productos que vende en sus tiendas, la cadena de supermercados valenciana ha puesto en marcha un agresivo plan de ahorro de costes para reducir al máximo sus precios. La estrategia de la empresa ante la crisis y la caída del consumo pasa por convertirse en la enseña más barata del mercado nacional.

Cuando se habla de ahorro de costes sus empleados pueden empezar a temblar porque seguro que algo también les toca. En este sentido se puede interpretar la decisión de vender la fruta a granel y el pescado en bandejas.

pescadera Mercadona


¿Os habéis parado a pensar cuantos puestos lograra amortizar con esta decisión?. Hagan la cuenta ustedes mismos, compruebe los pescaderos o pescaderas que había en el centro que habitualmente hacen la compra y multiplique por el número de centros en España. Gran ahorro el que van a conseguir seguramente con esta medida.

Reducir costes, seguro que los reduce, pero ya se vera hasta que punto todas estas medidas satisfacen la exigencia de los Clientes

votar
Envia esta entrada a:
Menea esta noticia Enviar a Fresqui.com

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues yo creo que como empresa está en su derecho de tomar las decisiones que crea más convenientes. Si es cierto que se equivoca el mercado lo dirá, pero visto lo visto Juan Roig es un gran gestor y seguro que la estrategia adoptada es adecuada a los tiempos que corren.

Related Posts with Thumbnails

Hipermercados blog no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismos no constituyen la opinión de Hipermercados Blog. No obstante, Hipermercados Blog no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.