Dentro del marco definido por la legislación básica estatal en la Ley 1/2004 de Horarios Comerciales, de 21 de diciembre, tras la modificación efectuada por el Real Decreto-Ley 20/2012, de 13 de julio, de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad, se establece en su artículo 4 apartado primero, que el número mínimo de domingos y festivos en los que los comercios podrán permanecer abiertos al público será de dieciséis.
 
Asimismo el artículo 4 en su segundo apartado, establece que las Comunidades Autónomas podrán modificar dicho número en atención a sus necesidades comerciales, incrementándolo o reduciéndolo, sin que en ningún caso se pueda limitar por debajo de diez el número mínimo de domingos y festivos de apertura autorizada.
 
Nuestra Ley 16/2002, de 19 de diciembre, de Comercio de Castilla y León, tras su modificación para la adaptación a la normativa anteriormente citada y efectuada por el Decreto-Ley 1/2012, de 16 de agosto, por el que se establecen medidas urgentes para garantizar la estabilidad presupuestaria, establece en su artículo 8.2 que el número mínimo de domingos y festivos en que los comercios podrán permanecer abiertos al público será de diez.
 
Los establecimientos comerciales ubicados en el ámbito territorial de la Comunidad de Castilla y León podrán abrir al público, con carácter general y durante el año 2013, los siguientes domingos y días festivos:
  • 7 de enero
  • 28 de marzo
  • 21 de abril
  • 5 de mayo
  • 7 de julio
  • 13 de octubre
  • 3 de noviembre
  • 8 de diciembre
  • 22 de diciembre
  • 29 de diciembre
votar
Envia esta entrada a:
Menea esta noticia Enviar a Fresqui.com
Related Posts with Thumbnails

Hipermercados blog no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismos no constituyen la opinión de Hipermercados Blog. No obstante, Hipermercados Blog no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.